domingo, 27 de mayo de 2012

Fue una tarde tan simple como las demás y de pronto vino a mi memoria la tarde que aún no había olvidado.








No hay comentarios:

Publicar un comentario